4 actividades “zen” en Nueva York

La ciudad que nunca duerme también tiene planes para tomarte un momento de todo el bullicio y relajarte en estos espacios.

Las ciudades siempre son conocidas por llevar un ritmo acelerado y estar llenas de planes para todo tipo de personas. Nueva York es una de las urbes más cosmopolitas a nivel mundial y, aunque no lo creas, también tiene lugares y actividades especiales para quien busque pasar un momento zen.

También conocida como “la ciudad que nunca duerme”, Nueva York tiene una amplia variedad de actividades para alcanzar la paz mental y tranquilidad en medio de sus imponentes rascacielos y millones de personas. Solo hay que saber hacia dónde dirigirse en el día y horario adecuados.

Camina en un parque de altura a través de Nueva York

El High Line es una vía de tren abandonada que fue convertida en un parque lineal de poco más de dos kilómetros que se encuentra en la línea elevada de East Side Line que pertenecía a la ferroviaria, New York Central Railroad.

Este hermoso sendero es como una de las venas de la ciudad, pues desde aquí puedes admirar el panorama de los edificios más importantes de Manhattan y Hudson Yard. Es ideal para un paseo o trote matutino, así como para elegir tu lugar preferido y meditar bajo los primeros rayos de sol.

Después, ¿qué tal si bajas a desayunar en alguno de los locales del famoso Chelsea Market? ¡No hay mejor manera de iniciar el día!

High Line: unlugar zen en Nueva York.

Un momento zen para recordar en el MoMa de Nueva York

El primer miércoles de cada mes el Museo de Arte Moderno (MoMa), uno de los más famosos de la ciudad a nivel mundial, organiza sus Quiet Mornings. Se trata de un evento en el que se invita a los visitantes a apagar sus celulares para desconectarse por completo del mundo exterior, despejar su mente y admirar la colección que resguardan sus galerías en silencio total.

Las Quiet Mornings tienen un horario de 7:00 a 9:00 AM, por lo que hay que madrugar para sacarles el máximo provecho. Además, el personal del museo también ofrece un espacio para meditar de 8:30 a 9:00 AM. Apuesto a que nunca has meditado en un museo.

La entrada tiene un costo de $15 USD con descuentos a personas mayores, estudiantes y niños. Pueden adquirirse en línea o llegando al museo en orden de llegada. Sin duda una actividad zen única que solo puede vivirse en Nueva York.

MoMa Quiet Mornings.

LEE MÁS: Nueva York celebra 50 años del Hip-Hop con actividades musicales

The Cloisters: un refugio en Manhattan

Para alejarse del bullicio de la zona más habitada de Nueva York, dirígete al norte de Manhattan, donde se encuentra The Cloisters. Un lugar hermano del museo The Met en donde sus capillas y galerías exhiben lo más fino del arte decorativo, esculturas y arquitectura medieval de Europa.

Aquí se puede recorrer el sitio en perfecta calma para apreciar cada detalle artístico que ofrece este sitio zen oculto en Nueva York. Después, ¿qué tal si terminas con un picnic en alguno de sus jardines con vista al río Hudson?

The Cloisters.

The Peninsula Spa

Si lo que buscas es un momento wellness de extrema relajación y lujo. The Peninsula Spa tiene opciones como su alberca con de aromaterapia en su suite privada y así como una variedad de lujosos paquetes, desde un facial Biologique Recherche hasta la exclusiva experiencia Deep Tissue.

The Peninsula spa ny.

Nueva York es un destino lleno de vida y actividades, pero no por eso significa que no puedas encontrar un momento zen para desconectarte del mundo y conectar contigo mismo. Arma tu itinerario para tu próximo viaje y visita alguna de estas recomendaciones para relajarte.

Continuar Leyendo

Lancôme llega a CDMX con una pop-up y una cafetería por tiempo limitado

4 hoteles boutique para un verano lleno de lujo en México