Vivienne Westwood: la reina del punk que transformó la moda

Nos adentramos en el mundo de la diseñadora cuyo legado será siempre parte fundamental en la historia de la moda. 

Vivienne Westwood, la dama del punk falleció a los 81 años en su casa de Clapham, Londres, el pasado 29 de diciembre. Sin embargo, su irreverencia y pasión por la moda quedarán siempre vivos. ¡Gracias por tanto Viv!

Cuando hablamos de personajes emblemáticos en la moda, la extravagancia y rebeldía de Vivienne Westwood no pasan inadvertidos. Su legado va más allá de su marca, Vivienne revolucionó la visión de la industria a través de su trabajo como activista. El amor por la moda y el punk la llevarona romper con los panoramas convencionales del diseño.

LEE MÁS: Louis Vuitton x Yayoi Kusama: la colección para los amantes de los polka dots

“SEX” : La boutique dónde todo comenzó 

En el número 430 de King´s Road en Londres está el lugar que vio nacer los primeros diseños de Vivienne Westwood. “SEX” se estableció de la relación de Vivienne con Malcom McLaren, músico, productor, y manager del grupo musical de punk rock Sex Pistols. Desde su fundación en 1971, la boutique tuvo un gran éxito debido a su disruptivo estilo de incorporar la moda punk y el bondage wear. 

La influencia de estilo de otras bandas de rock como The Clash o The Ramones, cuyos  distintivos outfits cautivaron a miles de jóvenes, quienes acudían con la seguridad de encontrar los mejores looks del estilo punk. Su boom fue el resultado de la provocativa manera en que se mezcló la prosperidad de dos fenómenos culturales en apogeo: la música y la moda.

Actualmente, la boutique donde Vivienne imprimió su propio estilo sigue abriendo sus puertas al público que desee vivir en carne propia los inicios de su carrera.

En 1980 la diseñadora decidió abrir su propio camino en la moda al inagurar su propia línea de ropa, es ahí donde el nombre de Vivienne Westwood tomó la fuerza para convertirse en el fenómeno de moda que conocemos hoy en día.

La moda como protesta

En su camino como diseñadora independiente, Westwood continuó con su objetivo de liberar la moda. Con las bases de la estética punk, se abrió nuevos panoramas creando statements a través de sus pasarelas y campañas. Una de las palabras más significativas de la diseñadora británica fueron: “siempre me consideré una activista, no una diseñadora como tal”. Si bien, su trabajo como diseñadora fue impecable, su labor como activista nos recuerda que la moda es un medio de protesta que alcanza aspectos sociales, climáticos y políticos del mundo. 

Con sus pasarelas, campañas y su presencia en marchas, Vivienne redireccionó la visión de la moda con sus contribuciones de activismo contra el cambio climático, la sobre producción y consumo inconsciente de moda. 

LEE MÁS: Tendencias de moda del 2023 que te harán triunfar

Bridal fantasy

La característica disruptividad de Vivienne le dio un giro total a la manera en que concebimos la estética de los vestidos de novia. Sus vestidos rompieron con los clásicos esquemas de diseño para esta prenda al incorporar una visión deconstructiva de sus elementos. La distintiva silueta tipo corset, la seda de color hueso, así como los plieges y el layering conviertieron en sus vestidos en un símbolo de la esencia ethereal del romanticismo de la moda. Sus diseños para novia tuvieron grandes momentos dentro de la cultura popular. Cómo olvidar cuando el icónico personaje Carrie Bradshaw, interpretado por Sarah Jessica Parker usó un vestido cortesía de Westwood para su gran día. En la vida real, Miley Cyrus también optó por un Vivienne Westwood en su boda con Liam Hemsworth. 

Pasarelas icónicas

La presencia de su firma nos regaló una cantidad de momentos icónicos que trascendieron como cultura general de la moda. Recordemos algunos de los momentos más provocadores de la talentosa diseñadora británica.

Una de las imágenes más populares de los shows de moda tomó lugar en la presentación de la colección primavera/ verano 94 “Cafe society”, donde  Kate Moss camina topless y en minifalda, maquillada y peinada como en la época victoriana, usando el icónico collar de la marca, mientras come una paleta Magnum. No solo la fotografía, sino que colección entera pasó a ser una de las más importantes de la historia de la moda. 

LEE MÁS: Básicos para celebrar el Año Nuevo Chino 2023

Cómo olvidar el día que la supermodelo Naomi Campbell tomó con total carisma su caída en el show de otoño de 1993 “Anglomanía”. La toma fue tan genuina que se convirtió en uno de los momentos más reales de la moda. Al día siguiente, esta fotografía estaba en los encabezados de todos los periódicos de Londres. 

Por sus declaraciones genderless, de liberación sexual y referencias históricas, en realidad es que todas las pasarelas de Vivienne Westwood fueron icónicas. No solo presentaban las nuevas colecciones con la esencia performativa entre los diseños y las modelos, eran refinados espectáculos visuales.

Continuar Leyendo

Bark Air, así es la primera aerolínea diseñada exclusivamente para mascotas 

Barrera de coral de Andros, el tesoro submarino en Bahamas que debes conocer