Val’Quirico siempre es buena idea, y estas son las razones

A tan solo dos horas de la ciudad de México está Val’Quirico, un rincón medieval perfecto para escaparte con tu familia y amigos.

A tan solo dos horas de la ciudad de México está Val’Quirico, un rincón medieval perfecto para escaparte con tu familia y amigos.

Para descubrir nuevos lugares, no necesitas tomar un avión o viajar en carretera por horas, cerca de la Ciudad de México, está Val’Quirico, un pueblo mágico medieval perfecto para escaparte del caos citadino dentro de una arquitectura inspirada en la campiña europea.


¿Qué hacer en Val’Quirico?

GASTRONOMÍA: si algo se hace bien aquí, es comer, y encontrarás una gran oferta de restaurantes para todos los gustos y presupuestos; desde una clásica Paella en el Mesón de los Reyes hasta un jugoso corte de carne en el restaurante Fahrenheit 250, hay opciones para los paladares más exigentes. 

ENTRETENIMIENTO: recorrer el pueblo en bicicleta es una de las actividades favoritas de los visitantes, aunque también puedes poner en práctica tu puntería en Aciere, donde hay tiro con arco; visitar los escape rooms en Minuto 59 podría liberarte del estrés, pero si quieres algo más tranquilo, no dejes de ir al santuario de aves para que descubras las grandes especies que resguardan ahí. 

ARTE: no dejes de darte una vuelta por la Galería Amarte, donde encontrarás cerámica, grabados y esculturas; y la Galería Agua Fuerte, donde hay piezas de grandes artistas y también proyectos emergentes.

CAFÉ Y POSTRES: si lo que quieres es probar los mejores postres mientras disfrutas de una buena charla o de un momento romántico, en el zócalo de Val’Quirico está El Cielo, que tiene una gran variedad de Gelatos o la Cafetería Baya Baya, que ofrece un delicioso capuchino. 

BOUTIQUES: si quieres llevar un recuerdo o un objeto decorativo para tu casa hecho por artesanos, también hay muchísimas tiendas para comprar lo que quieras, desde joyería hasta talabartería y artesanías. 

Continuar Leyendo

Bark Air, así es la primera aerolínea diseñada exclusivamente para mascotas 

Barrera de coral de Andros, el tesoro submarino en Bahamas que debes conocer